INICIO
    ASOCIACIÓN
    ACTUALIDAD
    NUESTRO PUEBLO

    LA FUENTONA.
    ESPACIO NATURAL

     EL PALACIO.
    CASA DEL SABINAR

    RUTAS
    ENLACES
    E-MAIL
 

 

 

 

Raíces

Profundas

 

 

Austeros y frugales,

duros y resistentes

longevos e

incorruptibles

 

Así son los habitantes

del páramo, moldeados

por cientos de años de

existencia en un

ambiente exigente y

estricto.

 

Así son los hombres

y la sabinas

de la sierra.

 

EL INTERIORLOS ALREDEDORESACTUACIONES PROGRAMADASACTIVIDADES ABRIL 2013TEMAS DE INTERÉS
 

  TEMAS DE INTERÉS

 
 

                                      Visitantes

Durante el 2006 el número de visitantes de la Casa del Sabinar fue de 20.839 personas y el Punto de Observación de Fauna ubicado en el camino que conduce a La Fuentona recibió 35.381 visitas. Con relación al 2005, solo se tienen datos de los visitantes al Punto de Observación de Fauna cuyo número de visitantes fue de 27.355. Ha habido un aumento considerable de más del 30%. Los meses de mayor afluencia son Agosto y Abril seguidos de Julio y Octubre.


                             Espeleobuceo en La Fuentona 

Durante el 2006 el Organismo gestor del Monumento Natural de La Fuentona concedió dos permisos para realizar actividades de espeleobuceo en La Fuentona. La primera para el 8 de Diciembre que no se realizó y la segunda para un grupo de 5 personas el 20 de Diciembre.

                                     Reuniones

Varios organismos solicitaron permiso en el 2006 para utilizar las salas de reuniones de la Casa del sabinar. Son éstos:

- Asociación Tierras Sorianas del Cid
- Ayuntamiento de Cabrejas del Pinar
- Escuela de Magisterio
- Fundación Círculo de Arte Social
- Grupo Local SEO-Soria
- Escuela Municipal “Avelino Hernández”.
- Mancomunidad de Pinares de Soria.


                                      Amenazas
 

 
 

Actualmente la amenaza más grave que puede poner en peligro la estabilidad de los ecosistemas fluviales se centra en la falta de agua en el río Abión. Esta falta de agua se debe a una disminución de las precipitaciones y a las extracciones de agua que se hacen del acuífero de La Fuentona.

Desde que en el verano del 2005 se celebró la reunión de alcaldes de la ribera del río Abión, han ocurrido muchos acontecimientos con relación a las extracciones de agua que se hacen desde el acuífero de La Fuentona para regar las 500 Has de la finca trufera de “EL QUEJIGAR”. Cronológicamente la chispa que desencadenó esta serie de acontecimientos fue la pésima situación en que se encontraba ese año el entorno natural de La Fuentona y toda la cuenca del río. A la falta de agua debida a un año extremadamente seco, había que añadirle las extracciones que precisamente en verano realizan en la finca mencionada para el riego de trufas. Ambas circunstancias ocasionaron que el caudal del río fuera el más bajo que se recuerda hasta tal punto que por algunos de sus tramos dejó de fluir el agua. La sensación que produce ver seco el cauce de un río, es difícil de explicar: las corrientes de agua y la vida que transmiten ha desaparecido. En su lugar los guijarros y piedras del fondo aparecen quietas, silenciosas y muertas. Se corría el riesgo de que los daños causados a los animales, a los peces, a las plantas e incluso a las personas que viven en el entorno del río fueran tan graves que llegaran a ser irreversibles.

Desde Muriel de la Fuente se planteó la necesidad de denunciar colectivamente ante la Confederación Hidrográfica la situación en la que se encontraba el entorno natural del río Abión y el Espacio Natural de La Fuentona. El 24 de Agosto de 2005 el alcalde de Muriel convocó a todos los alcaldes de los pueblos afectados. En dicha reunión se consensuó el escrito de denuncia que se envió a la Confederación en el que además de exponer los problemas y sus causas, se le pedía mantener de forma urgente una reunión para discutir la situación del río. En los días siguientes a la reunión y para darle máxima difusión a este malestar general, el alcalde de Muriel de la Fuente explicó en radio y en artículos de prensa la denuncia planteada y las causas que la habían originado.


A partir de esta iniciativa se han sucedido una serie de actuaciones tanto por parte de la Confederación Hidrográfica como por la Junta de Castilla y León e incluso por los dueños de la finca trufera. Es como si una vez dada la voz de alarma sobre un problema medioambiental muy grave, todos los entes implicados se vieran en la obligación de definir sus actuaciones.

A fecha actual (Febrero del 2007) no ha habido ninguna comunicación definitiva por parte de la Confederación. Se desconoce por el momento cual va a ser la postura final de este organismo. En el estudio enviado por parte de la Junta de Castilla y León se hacen una serie de recomendaciones que deberían servir como guía para establecer las condiciones a respetar a la hora de realizar extracciones de agua del acuífero de La Fuentona.

Balsa de almacenamiento de agua  
 

   En esta fotografía se aprecian las dimensiones de la balsa
   de almacenamiento de agua que se utiliza  para el riego de la
   finca trufera. Ocupa una superficie de 200x200 m y su
   capacidad  aproximada superior a los 150.000 m3. Para 
   hacernos una idea su superficie es equivalente a  cuatro
   campos de fútbol y tiene una profundidad  de unos 10
   metros (semejante a la de La  Fuentona). Que cada cual
   saque sus  conclusiones.

 
  Llenado de la Balsa  
     En esta fotografía puede verse en el lado izquierdo de la
    misma el tubo de llenado descargando agua  procedente del
    acuífero de la Sierra de Cabrejas.  Esto ocurría a mediados
    del mes de Agosto del  2005 justo cuando algunos tramos
    del río Abión   estaban totalmente secos. Será la
    Confederación  Hidrográfica del Duero la tenga que dar
    explicaciones en caso de que esta situación vuelva  a
    repetirse.
 
  Tubería enterrada  
     Tubería enterrada de presión de 40 cms de diámetro
    descubierta por avería. Sus dimensiones dan idea de la gran
    cantidad de agua que se utiliza  para regar las 500 Has de
    encinas truferas. Según  el informe presentado por la JCyL
    en esta finca tienen 7 perforaciones realizadas en los años
    80.
    Tres de estas perforaciones no figuran en los   informes del
    MOPU. ¿Estarán legalizadas en la Confederación
    Hidrográfica?. Aparentemente no, porque en los primeros
    meses del 2006 la empresa  trufera solicitó legalizar un pozo
    que ya estaba en   funcionamiento desde hace varios años.
 
     
 

Por ello consideramos de suma importancia las conclusiones y recomendaciones recogidas en el estudio encargado por la Delegación Territorial de Medio Ambiente y realizado por profesores de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos canales y Puertos de Madrid. Depende de la Confederación Hidrográfica la puesta en práctica de las medidas recogidas en dicho informe. (Ver recomendaciones e conclusiones).


 
                                                                                                                                                                                                               Subir